¿Puedo irme de casa si quiero divorciarme?

¿Debería mudarme antes de divorciarme? No aguanto la convivencia, ¿debo marcharme de casa?

Una de las cuestiones que más nos planteamos cuando queremos divorciarnos, es si podemos abandonar el domicilio conyugal antes de iniciar o finalizar el procedimiento de divorcio. Esta cuestión es importante y puede tener distintas implicaciones, en este artículo vamos a abordar los puntos clave más comunes que se deben tener en cuenta, sin perjuicio de que tu caso puede tener unas especialidades que tendrán que valorarse.

En ocasiones, las circunstancias no son las que nos gustarían, y la realidad se impone a nuestros deseos, obligándonos a tomar decisiones precipitadas, por lo que nuestro consejo siempre será primero que te informes con un abogado especializado en familia, que tenga en cuenta tus circunstancias personales, familiares, y económicas, que pueda analizar tu caso en profundidad, y que después tomes la decisión que te dé paz mental.

Las cuestiones generales que debes valorar antes de irte de casa:

1. La custodia de los hijos es el primer aspecto a tener en cuenta: ¿cómo va a influir si abandono el hogar familia a la posible custodia de los hijos?

En este punto es muy importante diferencias distintos aspectos, irte de la casa familiar no puede implicar no contribuir a las cargas familiares, y tampoco puede suponer dejar de tener contacto con tus hijos. En este ámbito tendremos que encontrar una situación intermedia, con la que puedas cubrir tus necesidades, y por la que sigas contribuyendo a tus obligaciones.

2. Distribución de los bienes matrimoniales:

Es cierto, que tal y como más adelante abordaremos, la decisión que tomes ahora puede influir en el futuro divorcio. Mudarse podría afectar al reparto de los bienes conyugales, por ello es importante hacer una proyección de gastos y tener un planteamiento de como van a repartirse los bienes. Debemos asegurarnos de que entiendes las implicaciones financieras que puede suponer.

3. ¿Quién debe marcharse de casa, mi cónyuge o yo?

Es difícil responder, las situaciones varían de una persona a otra, para la decisión influirá, la propiedad del inmueble, el cuidado de los hijos, el sostenimiento a las cargas familiares, la situación emocional de cada uno, son tantas variables que cada caso es distinto.

4. Influencia en el futuro divorcio o separación:

Como adelantábamos las decisiones que se adoptan antes o mientras se tramita el divorcio puede afectar a como termina el divorcio, puesto que se van a valorar las circunstancias de los cónyuges, las relaciones que tienen entre ellos y con sus hijos y la situación financiera de cada uno.

Nuestras recomendaciones para decidir si mudarte y abandonar el domicilio familiar son:

  1. Busca asesoramiento legal: un abogado especializado en familia que analice tu situación personal, es la única garantía de tomar una decisión informada, nosotros como abogados especializados en familia, valoraremos tu situación personal, familiar y económica para poder darte el mejor asesoramiento.
  2. Planificación financiera: saber cómo te va a afectar económicamente, ahora y en el futuro el cambio de domicilio.
  3. Custodia de los hijos: si tienes hijos, priorizar su bienestar, y para ello deberás tener en cuenta cómo vas a relacionarte con ellos.

En conclusión, la decisión de irse de casa antes del divorcio no es fácil, y la solución puede ser distinta en función de la situación de cada persona. La mejor manera de estar seguro de adoptar una buena solución es contando con el apoyo de un abogado de familia, en Baralon Abogados asesoramos a nuestros clientes en esta cuestión, y todas aquellas que van surgiendo mientras tramitamos el divorcio, de forma que tú puedas tomar una decisión que se adapte a tu situación. Llámanos hoy podremos empezar a estudiar tu caso.