¿Es obligatorio que la empresa me facilite una silla ergonómica?

El teletrabajo ha llegado para quedarse, o eso queremos pensar, nos simplifica la vida en muchas cuestiones y una de ellas es los desplazamientos, sin embargo, esta nueva perspectiva del trabajo ha abierto nuevas posibilidades laborales, e incógnitas, entre ellas cuales son los derechos del trabajador en teletrabajo.

En este sentido las empresas en muchas ocasiones han dotado a sus trabajadores de todo lo necesario para poder cumplir con la normativa de prevención de riesgos laborales, y ello en muchas ocasiones ha supuestos excesos tanto por parte del trabajador como por parte de la empresa.

De esta forma, el sindicato UGT presento demanda por conflicto colectivo solicitando que se declarase la obligación de la empresa de facilitar una silla ergonómica al personal que prestaban los servicios en modalidad de teletrabajo, argumentando que de forma contraria se estaría discriminando a los trabajadores en teletrabajo frente a los que prestan los servicios de forma presencial en los centros de la empresa.

La Audiencia Nacional, a través de la sala de los social (Sección 1ª), ha dictaminado en la sentencia número 105 de 3 de octubre de 2023, que no es obligación de la empresa dotar de sillas ergonómicas a los trabajadores que prestan sus servicios en la modalidad de teletrabajo, para el desempeño de su trabajo.

Entonces, ¿no es obligatorio dar una silla ergonómica si hay teletrabajo?

A pesar de lo dispuesto con anterioridad, debemos ser suspicaces con esta sentencia, y entender que la misma se dicta para este caso en concreto, y en unas condiciones concretas, no puede aplicarse de una forma generalizada, pero si tenerla en cuenta.

En este caso, hay varios antecedentes que pueden cambiar una situación que a priori parece injusta en una medida con sentido común, analicemos estos antecedentes:

(i)                  La empresa si ofrece sillas ergonómicas en los casos en los que individualmente es recomendable, por un informe del servicio de prevención de riesgos laborales.

(ii)                La empresa también ofreció una compensación económica para compensar los gastos iniciales por el desempeño del teletrabajo, además de una compensación mensual por los gastos de suministros. Por lo que parece que, ya hubo una compensación económica para adaptar los puestos de trabajo.

(iii)               En realidad, en la situación de la empresa que se analiza, se da un modelo hibrido o mixto en el que se combina el teletrabajo con la modalidad presencial y de teletrabajo, por lo que sería duplicar recursos, además de que se da opción de comprar por los empleados las sillas a un precio más económico, y el destino de los ingresos son donados a una fundación.

(iv)               Se prestan servicios a distancia de formación en materia de prevención de riesgos laborales.

(v)                 La empresa efectúa evaluaciones individuales en materia de prevención de riesgos laborales.

(vi)               La empresa entrega material ergonómico para trabajadores que prestan servicios a distancia, en los que, si bien con carácter general no se encuentra el asiento económico, se puede reclamarse con un informe del servicio de prevención de riesgos laborales.

En conclusión, son situaciones que deben evaluarse caso por caso, en las que no puede haber una respuesta unánime para todas las situaciones, porque como hemos visto hay muchos elementos que alteran una situación que a priori parecería injusta.